FSC-CCOO Carretera y Logística | 28 febrero 2024.

CCOO exige al Ministerio de Transportes que mantenga la normativa sobre tacógrafos en Baleares y Canarias

    CCOO exige la derogación del Real Decreto 1082/204, las personas trabajadoras del sector de Carretera y Logística de Baleares y Canarias tienen derecho al disfrute de un descanso mínimo entre jornadas, descansos semanales y en camarotes cuando precisan desplazarse en ferris.

    19/12/2022.
    El tacógrafo de un camión

    El tacógrafo de un camión

    Esta normativa establece normas con el fin de armonizar las condiciones de competencia entre modos de transporte terrestre y de mejorar las condiciones de trabajo y de seguridad vial. La norma permite que la legislación nacional de cada Estado pueda establecer excepciones en relación con el cumplimiento de las normas, entre las que se encuentran las que se desarrollan exclusivamente en islas cuya superficie no supere los 2.300 kilómetros cuadrados. Esta excepción fue aprobada por el Gobierno del Partido Popular mediante el RD 1082/2014, cediendo a los intereses empresariales.

    El corto recorrido de los trayectos que se pueden realizar en una isla no justifica en ningún caso una menor protección para la seguridad vial de Baleares y Canarias ni la total desprotección en materia de seguridad y salud laboral para las personas conductoras. Las limitaciones en tiempos de conducción se establecen precisamente porque el factor que supone un riesgo laboral grave es la conducción sin descanso durante mucho tiempo: la fatiga se produce por las horas de trabajo al volante y no por la distancia recorrida.

    El tacógrafo en los vehículos cumple varias funciones: el control de la jornada laboral, pasando por ser la herramienta de que disponen las autoridades para el control de las normas de tráfico, prueba en caso de siniestros y prueba judicial en caso de accidentes. Se trata de un documento público cuya manipulación puede ser constitutiva de elito. Esta normativa pretende evitar que las jornadas de trabajo sean agotadoras, fijando límites máximos a las horas de conducción y un número de horas mínimas de descanso. Al cambiar las reglas con más medidas de flexibilidad o, como en este caso, eliminando su uso y su control en carretera, se pierde la coherencia con las obligaciones de tiempo de conducción y descanso y se hace inútil la aplicación de los respectivos reglamentos de la UE, con riesgos evidentes para la seguridad vial y la salud y seguridad de las personas conductoras. Acortar las pausas y el descanso diario, convertir los períodos de disponibilidad en tiempo de descanso y debilitar las normas sobre el descanso semanal —es decir, los períodos de descanso semanal reducido y compensatorio— en el contexto de una mayor intensidad del trabajo, solo conducirá a mayores niveles de fatiga y, en consecuencia, a un alto nivel de accidentalidad.

    La supresión o limitación del uso obligatorio del tacógrafo no supone sino una mayor probabilidad de incumplimientos legales, accidentes y siniestros así como una garantía para la impunidad frente al abuso en las condiciones laborales de los conductores.

    Nada positivo aporta esta desigualdad legislativa para Canarias y Baleares, ni para la productividad del sector ni para su tejido productivo: únicamente precariedad laboral, inseguridad vial y conflicto. Las Islas Canarias y Baleares reciben más de 17 millones de turistas al año, principalmente de origen europeo. Por lo tanto, este es sin duda un problema europeo. Para mantener su nivel de atractivo en el contexto de una industria tan competitiva como el turismo es fundamental que las autoridades gubernamentales adopten una política que promueva la calidad en lugar del bajo costo. Mantener las islas dentro del alcance completo de las reglas del tacógrafo sería una señal clara de que los intereses fundamentales de los gobiernos y las autoridades locales gravitan en torno a la seguridad, la sostenibilidad y la calidad del servicio.

    La aplicación obligatoria de las normas del tacógrafo digital en Canarias y Baleares fue considerada necesaria para prevenir accidentes, aunque la ley no lo exigió hasta 2010.

    CCOO, UGT y ETF no entienden las razones por las que los gobiernos locales y central llegado el caso pretendan ahora levantar estas obligaciones, haciendo inútil o limitando este «elemento fundamental de seguridad». Esto conducirá a una jornada laboral de 16 horas, según la mayoría de los casos detectados hasta ahora, y reducirá las horas de descanso del conductor. Esta falta de interés en la seguridad de los conductores, escolares, turistas y otros usuarios de la carretera de las islas sorprende a ETF, que en el contexto de una Europa moderna se centró en reducir los accidentes de tráfico y mejorar la seguridad de sus ciudadanos.

    Por ello las organizaciones sindicales exigen que se mantenga el conjunto completo de normas sobre tacógrafos digitales en las Islas Canarias y Baleares y, en consecuencia, que se derogue el citado Real Decreto 1082/204 con el fin de que las personas trabajadoras del sector del transporte por carretera de Canarias y Baleares puedan tener un tiempo de descanso mínimo entre jornadas, descansos semanales y derecho a descanso en camarote en los traslados en ferri igual que el resto de los conductores y conductoras de la Unión Europea.